11/12/08

'Quiero que me cantes un blues, antes que vuelva la luz..'

Imaginaos que un día se fuera la luz,
y no volviera jamás.

El mundo moriría sumergido en el caos.
Un caos similar al que se describe en
'Ensayo sobre la ceguera'.
Seríamos como ciegos, sin estarlo.

Todo a lo que estamos más que
acostumbrados como pulsar un
interruptor, encender la televisión,
hacer un zumo de naranja con un
exprimidor eléctrico, freir unas
patatas en la vitrocerámica,
detenernos ante un semáforo,
pagar en una tienda con tarjeta
de crédito, escribir un blog, mirar
el correo electrónico, escuchar
tu cd favorito en la minicadena,
enchufar tu móvil de ultimísima
generación (porque el mío no lo es,
así que sería el tuyo) para recargar
su batería, y así con la inmensa
mayoría de actividades que podemos
hacer a diario, que ya no podrían ser.

Y volveríamos a encender una vela, y
faroles en las esquinas de las calles.
Y volveríamos a las historias de antaño
y a los cuentos del abuelo.

El mundo moriría sumergido en el caos o
nos daríamos cuenta de que debemos
generar energía de otro modo.

O quizás todo funcionara a pilas y
las empresas alcalinas se forraran.
Mientras dure el stock, claro.

Quién sabe.

2 comentarios:

  1. mientras los libros y los pianos no vayan a pilas, yo tan tranquilo ^.^
    xD

    ResponderEliminar
  2. ¡qué razón, psicobiris, qué razón tienes!

    ResponderEliminar